Archivo de la etiqueta: constituyentes

Enlace

¡LO QUEREMOS TODO Y LO QUEREMOS YA!

¡LO QUEREMOS TODO Y LO QUEREMOS YA!
¡LO QUEREMOS TODO Y LO QUEREMOS YA!

Muy pronto hará un año desde el día en que miles de ciudadanos de toda España se lanzaron a la calle para proclamar desde las plazas su indignación. Las razones que teníamos entonces son las mismas que tenemos ahora:

¿Quieres mantener las manos de la especulación lejos del derecho al acceso a una vivienda?
¿Quieres un sistema democrático libre de corrupción y realmente participativo?
¿Quieres un urbanismo humano, al servicio de la gente, en vez de parques temáticos e intereses especulativos?
¿Quieres que se imponga una Economía al servicio de la gente y no lo contrario?  Sigue leyendo

Enlace

Desde el kilómetro cero hacia el proceso constituyente para una nueva constitución

Ayer sábado 17 de diciembre a las 10’30, en el Centro Arrupe de Sevilla, tuvo lugar la primera asamblea para debatir la conveniencia de avanzar hacia la apertura de un proceso constituyente, la cual debiera redactar mediante el concurso de la ciudadanía, y a partir de cauces efectivos de participación, una nueva Constitución, esta sí, verdaderamente popular en su génesis, contenido y aplicación.

Se trata de una idea que ha emergido en el seno del movimiento del 15-M, una vez constatado lo obsoleto, inoperante y fraudulento de la actual Carta Magna (¿cómo calificar de democrático a un régimen cuyo Jefe de Estado no es electivo y cuyo presidente no se decide mediante consulta directa?).

Lo cierto es que en un principio tal demanda suscitó recelos en el seno de este gran movimiento social, pero progresivamente ha ido tomando carta de ciudadanía, de modo que en la actualidad es asumida por numerosas comisiones y por buena parte de las asambleas de barrios y ciudades.

La convocatoria del pasado sábado contó con la asistencia de unas ciento cincuenta personas, llegadas de numerosos puntos de Iberia y del extranjero, como los casos de Venezuela y Chile, país este último donde también se está reivindicando un nuevo orden constitucional.

La presente asamblea se consideró como el “kilómetro cero” de la larga marcha hacia la nueva Carta Magna. Tras la presentación del grupo inicial de donde emergió la iniciativa (cinco personas provenientes de diversos ámbitos, desde el libertario hasta el cristianismo de base), se procedió a explicar brevemente la naturaleza de un Proceso Constituyente y las causas de su necesidad en el presente contexto sociopolítico, para abrir a continuación un turno de palabra mediante el que la gente se expresara libremente.

Así, la gran sorpresa, a criterio de quien escribe estas líneas y que se encontraba en la reunión, fue la intensa carga de esperanza, espíritu positivo, ilusión y ganas de trabajar reflejadas en las intervenciones.

De esta manera, una mujer de Sevilla, pionera del proyecto de unos huertos vecinales y comunales, lo calificó como el “milagro” que sucede cuando “la gente está enamorada de la vida”. Otros usaron, para calificar este emerger de las resistencias, los apelativos de “explosión” y de “entusiasmo”. Hubo quien invitó, de cara a la presente iniciativa, a aplicar un “amor inteligente”.

Alguna intervención recalcó lo insólito de una indignación canalizada mediante la fraternidad y la alegría, al contar que su hija afirmó, en referencia a los acampados en Sol que “para estar tan indignados se les ve muy felices”. Rubén Martínez Dalmau, asesor jurídico de los procesos constituyentes de Ecuador, Bolivia y Venezuela, reconoció, visiblemente contento, que anteriormente “había perdido la esperanza” de que en España emergiera semejante demanda, considerando por tanto que “este día en Sevilla es un momento histórico”.

Acto seguido, y en un ambiente no ya positivo, sino entusiasta, se propuso una hoja de ruta que desembocaría en el “kilómetro uno”, concretizado mediante otra asamblea a celebrar en Cádiz el día de la Pepa, el 17 y 18 de marzo.

Se hizo hincapié en la necesidad de transmitir a la ciudadanía la pertinencia de nuestra lucha para difundirla y hacerla calar en la opinión pública, dejando claro que aunque las iniciativas las impulsan las minorías, aquellas tienen vocación de universalidad de cara a su operatividad.

A partir de ahí, se aprobó por unanimidad y a brazo alzado el echar a andar desde ese preciso instante. Y así fue. Y todos rompimos a aplaudir, felices, aliviados, sonrientes, esperanzados.

Y, antes de irnos, un gaditano se ofreció para el trabajo de organización de la asamblea de la Pepa; alguien pidió voluntarios para una comisión de tecnología y otro respondió; se abrió una alcancía para gastos puntuales y empezaron a aparecer billetes; un universitario propuso abrir un frente de sensibilización en la Universidad y al punto emergió un grupo de personas intercambiándose los correos para darle forma a este plan concreto…

Y así fue como unos sanchos se transformaron en quijotes a la sombra de una causa noble que les entusiasmó. Helder Camara decía al respecto que “don Quijote es más realista que Don Sancho”. Y, en todo caso, ante lo difícil y complicado de la empresa, siempre diremos, con Silvio Rodríguez que “he preferido hablar de cosas imposibles, porque de lo posible se sabe demasiado”.

Nacho Dueñas es cantautor e historiador

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=141531&titular=desde-el-kil%F3metro-cero-hacia-el-proceso-constituyente-para-una-nueva-constituci%F3n-

Enlace

PORQUÉ UN PROCESO CONSTITUYENTE

Quizás bastaría decir que el PUEBLO SOBERANO tiene el derecho de hacerlo, porque es el sujeto político en democracia.
Pero ese argumento simple y concreto, no contempla el verdadero momento que vivimos. La autentica e incuestionable tragedia que estamos contemplando en tiempo real, es que la democracia burguesa, tal y como se ha entendido en los países occidental, sus reglas de juego para que la ciudadanía pudiera intervenir y dirigir las políticas públicas, está SECUESTRADA.
Es un autentico cadáver, la mayoría de la población aún no se ha dado cuenta, aunque muchos millones de ciudadanos indignados y enfadados ya empiezan a percibirlo y salen a las calles a gritar “..que no nos representan” cuando la base de esta democracia, si bien incompleta, pero duradera desde el final de la II guerra mundial ha servido de caja de resonancia de las propuestas políticas del
siglo XX.

El hedor de este cadáver se percibe claramente en la patria de la democracia clásica, Grecia, y que decir de la patria de la antigua república ciudadano-patricia de Roma. Golpes de estados desde los centro de poder financiero, gobiernos vigilados y tutelados por la trioka FMI-BCE-UE. Y el resto esperando en el pabellón de los condenados a un veredicto supremo para ingresar en el club de los intervenidos.

Luego, el planteamiento no es el final del camino que podemos ir soñando para salir de este infierno, y que de una u otra forma vamos a tener que superar, sino cual es la ruta que vamos a tomar para que nuestros sueños, los sueños del pueblo, la libertad, la democracia, los derechos humanos, la solidaridad social, la justicia, etc. sean posible.

Derrotadas e injustificadas por razones éticas y filosófica, las vías no pacificas. Necesitamos desesperadamente un tránsito, por el que todas las posibles opciones ideológicas de progreso puedan tener futuro.

Desde los CONSTITUYENTES no proponemos un final para nuestro camino, proponemos un CAMINO PARA NUESTROS SUEÑOS.
Una verdadera REVOLUCION DEMOCRATICA Y RADICAL, unas reglas de juego que inviertan y subviertan el orden actual, donde las normas y las leyes nacen y mueren en el pueblo y en las personas y no en los mercados, o en las reglas de la economía de los pocos sobre los muchos.

Y esta revolución democrática sólo puede provenir de un PROCESO CONTITUYENTE GENERAL, asamblea, participativo y transparente.

O resistimos a estilo heroico de los Griegos, en defensa de lo poco que queda del mal llamado Estado del Bienestar, o pasamos a la ofensiva como han hecho los Islandeses, cambiando radicalmente las reglas del juego alumbrando desde los ciudadanos una nueva CONSTITUCIÓN.
Y hemos optado por el segundo, porque resistir únicamente supone a la larga ser derrotados. Nuestro ataque es DEMOCRACIA PARTICIPATIVA, ASAMBLEA DEL PUEBLO, DERECHOS CIUDADANOS Y JUSTICIA SOCIAL.
Un camino ancho donde quepan todos los demócratas de corazón y no de pacotilla o con intereses en las poltronas.
Nosotros no estamos pensando en el final, sino en el camino que el pueblo puede realizar para llegar a ese final.

Federido Noriega Gonzalez

Enlace

Por un proceso constituyente sin complejos, democrático y participativo

Por Marcos González Sedano

Desde hace tiempo un colectivo de personas, vinculadas al 15M y otros movimientos sociales y ciudadanos, venimos analizando la falta de cobertura de las necesidades fundamentales de las personas en el estado español. Nuestra Constitución no garantiza, aunque pueda recoger, derechos esenciales como el de la vivienda, sanidad, enseñanza, trabajo… o el derecho de los ciudadanos a decidir sobre cuestiones legislativas que afectan con un cambio radical a su bienestar material y emocional, colectivo e individual.

La Constitución española surgida de la transición de una dictadura a una democracia parlamentaria, por una parte dejó muchas lagunas democráticas y, por otra parte, se ha ido quedando obsoleta después de treinta y cuatro años de vigencia. Todo esto sin entrar en la utilización que los partidos mayoritarios han hecho de ésta en beneficio de sus intereses partidistas.

En España se han destruido en los últimos cuatro años cinco millones de empleos (en zonas como Andalucía un millón doscientos mil), se han celebrado más de trescientos mil procesos judiciales de desahucios y cerrado más de un millón y medio de empresas, básicamente pequeñas y medianas empresas. Y a pesar de que cientos de miles de personas han salido a las calles de nuestras ciudades pidiendo más justicia social, la respuesta de nuestra clase política y las élites ha sido bloquear las aspiraciones de los ciudadanos.

En estas circunstancias, personas como yo pensamos que la solución a nuestros problemas no está en la clase política sino en los ciudadanos, y que eso requiere de un proceso de debate y de compromiso del conjunto de nuestra sociedad que culmine en un nuevo contrato social: Una Carta Magna para los Ciudadanos y no para los Mercados.

Lo que planteamos desde la sociedad civil es abrir un proceso constituyente sin complejos, democrático y participativo.

Los promotores de esta idea no conocemos otro camino que no sea el de hacer un llamamiento al encuentro de los ciudadanos y ciudadanas a una asamblea promotora y de debate. Ésta tendría lugar el próximo día 17 de diciembre a las 10’30 h., en el Centro Padre Arrupe de Sevilla. Planteamos que ese sea el kilómetro cero.

Les pido, si lo creen oportuno, su apoyo a la misma con su firma (lo pueden hacer en el enlace que hay más abajo) así como su participación en el acto y su difusión. Firma el Llamamiento

Enlace

PROCESO CONSTITUYENTE YA

Hace tan sólo seis meses corríamos de una esquina a otra, buscando alianzas, encendiendo pequeñas llamas aquí y allá, y golpeábamos todas las puertas del corazón y la mente de la rebeldía adormecida.

Pero el 15M despertó al león dormido y casi no lo podíamos creer. La llama de la rebelión por fin había prendido en la piel de toro.

Es verdad que en la primavera temprana otras hogueras también sacudían el Magreb como la pólvora, pero para muchos pensantes, el Magreb estaba demasiado lejos en kilómetros y en cultura.

Nada más lejos de la realidad, el Mediterráneo que facilitó el comercio y las invasiones, también es una vía oportuna para las revoluciones.   Sigue leyendo

Enlace

EL PORQUE DE ” NOSOTROS EL PUEBLO ”

Los andaluces han dado en el clavo. Han puesto sobre la mesa un horizonte estratégico más allá del 20N.

Me refiero al llamamiento “ Nosotros el pueblo” publicado en los medios digitales hace algunos días atrás.

Los lúcidos andaluces le han puesto palabras a algo que todo ciudadano sabe de sobra; las próximas elecciones no cambiaran nada a favor del pueblo, porque quienes realmente mandan son los mercados financieros.

Es una verdad que ya no se puede esconder. Hasta el mediocre presidente del Consejo Europeo, Van Rompuy, lo acaba de proclamar urbi et orbi; “ lo que necesita Italia son reformas no elecciones “. Todos sabemos a que reformas se refiere.

Hay que nombrar con toda sus letras lo que está pasando en Europa. Los mercados financieros han dado un golpe de estado en Italia y Grecia. Como se trata de un golpe blando y aparentemente indoloro todavía no se reacciona a la altura de las circunstancias.  Sigue leyendo

Enlace

Constituyentes

Como un ejército de peones de ajedrez, los ciudadanos se movilizan sin que ninguna mano oculta los dirija. Desde Mayo del 68 no se habían dado unos hechos tan parecidos a estos.

El orden establecido es cuestionado abiertamente y la colaboración, el debate y el trabajo unitario van dando paso a códigos comunes de comunicación, conformando embriones de lo que podrían ser en un futuro, tal vez inmediato, sujetos políticos y proyectos estratégicos.

Los enemigos de una democracia real también lo saben e intervienen desde dentro y desde fuera del movimiento para intentar desactivarlo, aunque la resistencia interna, y el caos global y local se lo impiden.

El sistema no tiene respuestas y los regímenes no dan alternativas válidas para que los amotinados regresen a su lugar de origen, entre otras cosas porque ya no existe.

Cuando las normas de juego han sido rotas de forma unilateral por las élites, y se utiliza a los sacrosantos parlamentos para legislar contra los ciudadanos a través de una casta política cada vez más deslegitimada, de nada vale apelar a la buena voluntad del régimen salvo para perder el tiempo y aburrir a la ciudadanía. Los cantos de sirena nos llevarían de nuevo hasta las rocas.   Sigue leyendo