Quieren tapar el sol

Por Emilio Pizocaro

El ministro de Interior avisa que no permitirá la acampada de Sol y que todas son “ilegales”. Aguirre reclama que se impidan los actos de conmemoración del aniversario del movimiento 15M

Estamos notificados. ¿Que esperamos para darnos cuenta? El gobierno sabe perfectamente que debe criminalizar a un movimiento pacifico como el 15M. Es una condición “necesaria y obligatoria” para evitar la contestación social ante la avalancha de recortes que está desmantelando lo poco que queda del estado de bienestar.

Han inoculado el miedo y están provocado la angustia entre los ciudadanos. Necesitan que estemos paralizados. Es la política del shock, cuyos manuales fueron ensayados en el Chile de Pinochet y aplicados en la década del 90 en América Latina.

Se equivocaron en Latinoamérica. La respuesta fue que renació con fuerza el espíritu emancipador y el neoliberalismo fue enviado al tacho de la basura en una mayoría de países . Ocurrirá lo mismo en España . El capitalismo neoliberal y salvaje también perderá la partida. No lo dudéis , es cuestión de tiempo. Los pueblos juntan fuerza y no se dejan avasallar.

La tarea urgente salta a la vista. Todos debemos arropar el 15M  y las movilizaciones que vendrán.  No podrán tapar el sol por muy grande que tengan el dedo, los  nuevos grises.

No olvidéis los pueblos con sueño de marmota tienen despertar de león.

Anuncios

Todo para las élite

Por Marcos González Sedano

Así, casi como el que no hace la cosa, nos están llevando a una situación predemocrática. Yo, que a veces me he preguntado cómo fue posible que el fascismo llegara al poder sin una rebelión de las masas, ya lo voy entendiendo.

El señor Grifols, presidente de la farmacéutica Grifols, plantea que “se pague la donación de plasma entre 60 o 70 euros por semana a un posible donante, que, sumado al paro, es una forma de vivir”. Puestos ya, ¿por qué no vender un ojo, una pierna, un riñón o un huevo? ¿Por qué no vender un hijo para ensayos clínicos? ¿Por qué no dedicar a los parados y paradas a la prostitución? ¿Por qué no habilitar camas de descanso eterno para estudiar los sueños?

Todo es mercancía y mercancía es todo para las élites, que han puesto a trabajar a sus mercenarios en los parlamentos en una suerte de trabajo a destajo en el que, viernes a viernes, van sacando decreto ley tras decreto ley de expropiación de los bienes materiales e inmateriales de los ciudadanos: aumentan la edad de jubilación, eliminan los derechos laborales y sindicales, nos imponen el copago (repago) sanitario, nos van desmantelando la enseñanza pública…

Y mientras nos niegan el derecho altrabajo y a la vivienda van entregándole ala banca los recursos financieros públicos a fondo perdido. Alimentan a las multinacionales de los servicios estratégicos (luz, agua, telecomunicaciones, gas, petróleo…) con la imposición de cuotas abusivas a los consumidores. Amnistían a los ladrones fiscales y legislan contra las respuestas de los damnificados criminalizando hasta la resistencia  pasiva e implantando la cadena perpetua.

Todo esto a través de una campaña de miedo, utilizando a los medios de control de masas incluido Internet.

En otras circunstancias estaríamos viviendo unos momentos prerrevolucionarios. En estas, donde los ciudadanos están desarmados de instrumentos de respuesta global, lo que estamos viviendo es una involución democrática. Las viejas instituciones de contrapoder que se enfrentaban a las élites están en descomposición y deambulan en la historia sin saber donde posesionarse.

Urge, es urgente la auto-organización de los de abajo. Existe capacidad intelectual y experiencia suficiente para que eso sea posible. Hasta este momento la defensa de los intereses de los ciudadanos, la resistencia frente al robo organizado está siendo puntual y descoordinada. Es necesario unificar las respuestas y tener un horizonte estratégico, que puede plasmarse en una nueva constitución profundamente democrática. La apertura de un proceso constituyente (www.constituyentes.org) es el paraguas del acuerdo común, una vez deslegitimada la constitución de 1978.

O convertimos la involución que estamos viviendo en una revolución democrática o la involución será total.

Asumir la realidad es imprescindible para este proyecto estratégico. Poner encima de la mesa del debate: la salida del euro, una auditoría sobre la deuda pública, determinar la responsabilidad de los culpables, paralizar el pago de la deuda, la vuelta al sector público de las empresas expropiadas a los ciudadanos, una banca pública, la naturaleza del estado y la estructura del mismo, los derechos fundamentales y exigibles de los ciudadanos, la soberanía popular… son imprescindibles.

Cada uno en su sitio y todos en un camino común, Proceso Constituyente

La tormenta perfecta

Por Federico Noriega

A modo de película de Clooney, mientras navegamos todos los días hacia aguas inciertas en nuestro afán de ganarnos la vida diariamente, en el horizonte las nubes van creando un ambiente opaco y tenebroso que día a día nos inquieta más y más.
El lenguaje del miedo repetido hasta la saciedad por los altavoces mediáticos, los ministros del ramo dando hachazos a diestro y siniestro con sus recortes “obligados” por los mercados según nos dicen. Nuestros hermanos en Grecia, Portugal, Irlanda, etc. heridos de muerte y agonizando por las calles de la más antigua de las democracia del mundo, nos muestran el camino irremisible por donde nos van a hacer pasar en unos meses, quizás menos.

El planeta retorciéndose también en la inmundicia de la avaricia y la especulación tampoco aguantará mucho más, mejor dicho, el planeta aguantará otros millones de años, pero nosotros en él muy poco, porque otros parásitos y especies sucumbieron antes que nosotros, y la madre tierra enterró a sus hijos en las lavas volcánicas, pariendo otros habitantes nuevos tras años de sufrimiento, hasta reverdecer en nuevos paraísos.
Los empobrecidos, los parias y los explotados del mundo saltan vallas y fronteras buscando un lugar bajo el sol, que nunca una frontera paró el hambre y el ansia de libertad. etc. etc.

Y mientras en el horizonte las nubes se convierten en huracán terrible, olas de más de 7% en los Bonos Soberanos, Multinacionales que dicen españolas son expropiadas por los dueños de sus productos, y los discursos patrioteros de la DISTRACCIÓN se pierden por los retretes de los políticos corruptos y rastreros al servicio de las finanzas criminales.

El estado de la mar, que decían algunos que era DEMOCRÁTICA y SOCIAL, se vuelve POLICIAL y REPRESIVA, y para colmo el ELEFANTE BLANCO DEL 23F, es aplastado por un elefante africano en sus últimos estertores de vida.

No hay duda, es la TORMENTA PERFECTA, nunca en los últimos 50 años tantos factores se sumaron en un mismo tiempo. La pregunta es obligada ¿que vamos a hacer la tripulación de navegantes esforzados de todos los tiempos?
Acaso esconder la cabeza bajo del puente de mando, esperando la ola final que nos arrastre a todos hacia un nuevo fascismo global y multinacional televisado en directo.
Intentaremos retroceder poniendo dirección a popa acaso, hacia un destino imposible que ya no existe en el llamado ESTADO DEL BIENESTAR.
O tomaremos con decisión el timón de esta nave planetaria, enfilando nuestra proa hacia un nuevo horizonte de LIBERTAD, DEMOCRACIA Y JUSTICIA SOCIAL, que está justo detrás de la tormenta.

Nos quedan tiempos muy duros, pero si no partimos como víctimas, si enfocamos con ilusión un nuevo paraíso perdido, por que no, como dicen Melénchon unos de los candidatos a las Presidenciales en Francia, una NUEVA REPÚBLICA SOCIAL Y PLANETARIA, quizás tengamos una oportunidad de superar la tormenta.
Contamos con aliados poderosos, un gobierno enloquecido que cada día inventa lo inventado ya en otros tiempos por los de arriba, para someter a los de abajo. Sin careta, sin disfraces, a cuerpo desnudo de pura bala de goma.
También contamos con una monarquía corrupta, perdida y que parece querer colaborar en la venida de un nuevo régimen. Quizás el Borbóm fue siempre un tapado republicano, y ya está harto de hacer de monarca ramplón, mujeriego y vividor.
Y por último contamos con un proyecto común, y un derecho supremo que el pueblo nunca debió dejar en manos bastardas, la SOBERANIA POPULAR, y un camino hacia un PROCESO CONSTITUYENTE, global, planetario, democrático, sin emboscados burócracas que nos marquen el camino equivocado.

Si la tarea es grande, más grande es la ilusión, y más urgente la NECESIDAD.

www-constituyentes.org

El viejo topo y los Constituyentes.

Por Emilio Pizocaro

Quien quiera escuchar, podrá oír con claridad el porfiado murmullo que nos trae el torrente subterráneo de las movilizaciones populares. Es el viejo topo de la historia que hace su trabajo.

En ese río profundo se inscribe el movimiento constituyentes de España que recién acaba de nacer. En menos de un par de meses los promotores de una Asamblea Constituyente han visto con agrado como su propuesta coincide , en el tiempo y en el espacio, con movimientos similares en muchos otros países .

Vaya aquí, un ejemplo de esta tendencia ; en la última reunión de la Asamblea Pro-Constituyente de Valencia recibimos la visita del economista Austriaco Christian Felber. Vino a contarnos que su propuesta de economía del bien común, era hermana de nuestro proyecto porque para hacerla factible debería estar refrendada por nuevas constituciones auténticamente democráticas en toda Europa.

El Economista ofreció sus contactos con Alemania donde hay un movimiento similar al Español. Vamos sumando, me dije , hasta donde yo sé ; Islandia, Francia, Alemania, Italia, Grecia, España, Chile,  y en las últimas horas Uruguay, donde los sindicatos están exigiendo una Asamblea Constituyente.

Algo importante está pasando, entre nosotros, las clases subalternas. Las últimas grandes movilizaciones, que han partido desde abajo, anuncian que una importante parte del pueblo esta imaginando las bases de una nueva sociedad .

Ya no basta con la protesta y el rechazo a  la dictadura de los mercados y a los políticos de una “casta” que se ha rendido ante el “dios mercado”. Es necesario buscar una salida de fondo , un cambio democrático de raíz.

Aparecen los primeros indicios que nos anuncian que se  acaba el tiempo de los juegos pirotécnicos . Aislados del pueblo llano,  los  llamados “representantes”, no logran entender que una autentica rebelión popular está dando sus primeros tímidos pasos.

Este proceso, como todos los procesos históricos, tiene una realidad material que lo sustenta. No  solo es una crisis económica puntual del sistema sino, que es sobretodo, la  absoluta incapacidad material para repetir los consensos sociales de los famosos 30 años de oro del capitalismo europeo.  Y por ende una creciente deslegitimación del sistema ante los ojos del pueblo.

Habrá que agregar, a esta crisis interminable, factores relativamente novedosos, que son parte del momento histórico que vivimos. Es la irrupción de nuevas formas de comunicación y organización. Hablamos de los nuevos medios tecnológicos  (Internet) y de la ocupación asamblearia de los espacios públicos.

Lo que se está produciendo, ante nuestros ojos, es el germen de un poder popular, que exige una democracia de calidad, es decir una democracia participativa y directa; con mecanismos de control popular, referéndums para los  cuestiones cardinales, cargos revocables y poder local asambleario, entre otros asuntos.

Como se trata de un comienzo, este proceso tendrá su recorrido y el movimiento tiene muchos desafíos antes que se transforme en una alternativa al sistema. No solo la organización es importante sino que, también, necesitamos dotarnos de un cuerpo teórico sólido y de un imaginario colectivo que muestre un horizonte alcanzable que nos permita una salida a la crisis de carácter democrática y social.

Aquellas y las próximas elecciones, tan habituales en estos días en Europa, no producirán por si solas, los cambios que necesitamos. Aclaro, no digo que “los constituyentes “ que se organizan en diferentes países, desprecien las elecciones solo afirmo que la “democracia liberal” ya no es democrática.

Lo que vivimos , en realidad , es una elaborada mascarada para nuestro entretenimiento mediático, mientras las decisiones que importan las toman en Wall Street, London City o Bruselas.

Y atentos, lo que viene no será fácil. El politólogo uruguayo, Raúl Zibechi, expresa a su manera, un escenario que debemos considerar dado las recientes declaración del titular de interior español.

“…Creo que cuando el capital decide dinamitar el Estado del bienestar vuelven a aparecer las clases peligrosas, los de abajo. Por eso, terminado el Estado del bienestar, lo que queda es la criminalización de la protesta. Marchamos hacia un Estado policial.

Y los movimientos tienen que tomar cuenta de esto para actuar en consecuencia: cómo hacen para neutralizar el aparato represivo, cómo hacen para deslegitimar a los Gobiernos, etc. Estamos en un cambio de fase del modelo, en un período de decadencia que se manifiesta en la financiarización de la economía y pasamos a un Estado crecientemente represivo y autoritario. Eso es Grecia hoy…” 

Lo dicho . Estamos empezando. El camino es largo y no será fácil , pero hay que caminarlo. Si no somos nosotros, con total seguridad, serán “ otros los hombres que abrirán las amplias alamedas por donde pase el hombre libre”.


Asambleas Ciudadanas Constituyentes ¿sí o no? ¿ porqué?

Por Iñaki Barinaga López

La Constitución es la norma suprema dentro de un marco constitucional, como el que tenemos. Ninguna otra ley está por encima de ella ni puede ir en su contra. Es el gran documento a través del cual una sociedad fija y determina las normas de organización colectiva y funcionamiento social. La cumbre del ordenamiento de nuestras relaciones sociales.

La Constitución de 1978 afirma y garantiza en su artículo 38 como obligatorio el sistema de economía de mercado, el pueblo sometido obligatoriamente al sistema capitalista como trabajadores al servicio de la satisfacción y el enriquecimiento de un élite: la mayoría al servicio de una minoría intocable. Gobierne quien gobierne.

Prácticamente intocable es también esta norma suprema redactada por un “grupito de expertos”, una pequeña e ínfima élite hace 34 años, ¡34 años! cuyos procedimientos y criterios de modificación son en los hechos y garantizado/reforzado por las leyes electorales verdaderamente inalcanzables para que el pueblo juegue un papel activo y determinante. Intocable, pese a enunciarse como resultado de la soberanía popular (…que reside en el pueblo). Sigue leyendo

LA TRAMPA

Por Emilio Pizocaro.

Sorprende e inquieta la falta de perspectiva histórica y de horizonte estratégico de la izquierda española. Y cuando hablo de izquierda, no me refiero a la social-democracia transfigurada, como todos sabemos, en social-liberal. No, me estoy refiriendo específicamente a una izquierda institucional que reivindica su papel emancipador y que cuenta con una militancia honesta y combativa.

A diferencia de nuestra izquierda institucional, la oligarquía sabe exactamente en que “fase” histórica nos encontramos. Vale la pena recordar aquí la ejemplificadora sentencia de Warren Buffet ; “ hay una guerra de clases, pero es mi clase, la clase rica, la que está realizando la guerra, y la estamos ganando”.

Más alto y claro imposible. La clases dominantes han tomado una decisión estratégica : declarar la guerra a las clases subalternas. Lo hacen porque están convencidos que única receta posible para salvar el capitalismo occidental es imponer una profunda contra-reforma neoliberal que deberá llevarse por delante lo que queda del estado de bienestar. Se acabó el pacto social al amparo de las políticas keynesianas nos dicen, todos los días, los plumíferos y tertulianos de la “derechona” española.

Vamos, estoy seguro que esta resolución no la tomaron porque son la representación política de la “maldad” metafísica. No, lo han decidido porque no ven otra camino para salvar sus intereses y la tasa de ganancia del capital financiero. No les importa, un ápice, que su “receta” signifique el fin de los consensos sociales y el término de la democracia liberal y su total sumisión a los “mercados”.

¿Como está respondiendo la izquierda institucional a la estrategia de guerra de la oligarquía financiera?

La izquierda institucional lo hace con una estrategia defensiva. Y por el momento se niega a comprender que tal política está condenada a la derrota como todas las estrategias defensivas. Una de las expresiones de esta estrategia sin horizonte y sin programa es lo que llamamos “ la trampa institucional.”

Encerrados todavía en políticas solamente electorales, el partido de la izquierda institucional , se manifiesta públicamente de manera contradictoria.

Hay aquellos que corren presurosos a cualquier canto de sirena de los amigos socio-liberales y que tiene como proyecto ocupar el espacio electoral dejado por ese partido.

Hay otro grupo importante ,que posiblemente sea mayoría en las bases, que no saben exactamente que hacer cuando se les pide el voto para conformar una ”mayoría de progreso” .

Están los que proponen un pacto de “investidura” y también están aquellos que (como en Extremadura) responde con un ” ni sal ni agua” al social-liberalismo.

¿Sirve para algo alguna de las posiciones enunciadas? A nuestro parecer sirven para muy poco o casi nada.

No pretendemos afirmar aquí, que no hay que defender la conquistas logradas por años de lucha y que los pactos no son necesarios . Lo que sostenemos es otra cosa muy distinta.

Sostenemos simplemente que ha llegado la hora de colocar sobre la mesa una programa para una revolución democrática que lleve a España ( y a Europa) en la dirección de la construcción de una sociedad “post-capitalista”. Si construimos ese horizonte podremos llegar a todos los pactos y acuerdos, siempre y cuando nos permitan avanzar en la dirección de la revolución democrática.

El destacado sociólogo Samir Amin tiene toda la razón cuando contextualiza la actual “fase” histórica “…Esta no es una coyuntura sino más bien un momento histórico, que se presenta formidable para el pueblo. Me refiero a la revolución, pero aun si no quiero abusar de ese término, están dadas las condiciones objetivas para construir amplios bloques sociales alternativos anticapitalistas, hay un contexto para la audacia, para plantear un cambio radical…”

Por lo tanto, la ofensiva, de la cual hablamos, no solo debe permitir defender efectivamente las conquistas alcanzadas por años de combate sino que debe mostrar un horizonte cercano a conquistar, a saber; una democracia económica, social y participativa.

¿ Cuales son las herramientas para pasar a la ofensiva?
Por el momento contamos con muy pocas, pero destaca el naciente movimiento de los “Constituyentes” que se ha atrevido a mostrar un camino que parte de una idea poderosa; Recuperar el poder constituyente para su único titular ; el pueblo.

Los constituyentes afirman una verdad ineludible : “Es necesario,ejercer la soberanía popular, y poner en marcha un proceso constituyente para construir pacíficamente, desde abajo y con los de abajo, una nueva Constitución, fruto de una Revolución Democrática.”

Esta nueva y vieja idea corre rauda por Europa. Primero fue Islandia. Hoy, hay movimientos “constituyentes” en Alemania, Italia y Francia. No es casualidad que el exitoso Candidato del Frente de Izquierda Francés, Jean-Luc Mélenchon, tenga como eje central de su campaña un proceso constituyente para la sexta República,.

Sí alguien por ahí cree que esta idea está fuera de la agenda y solo es un delirio vanguardista tenemos que apuntar el siguiente párrafo de un artículo publicado por el miembro de la Juventud Socialista, David Lizoain, en el diario digital Social Europe Jornal.

Esperar un cambio en la mayoría parlamentaria, a solo tres meses de la victoria aplastante del PP, será demasiado poco y demasiado tarde. No podemos permitir que la fe ciega en la idea que los partidos tienden a alternar el poder nos oculte la necesidad de reconstruir una alternativa y llevar a cabo una segunda transición democrática. La receta más audaz para España es, a su misma vez, la más razonable: necesitamos una Asamblea Constituyente – una tabula rasa constitucional e institucional, en otras palabras – si queremos salir rápidamente de la depresión en la que estamos inmersos.

Salgamos de la trampa de una democracia que no lo es.

VISITA LA WEB : www.constituyentes.org

Enlace

Estado de emergencia en España

David Lizoain periodista de Social Europe Journal , red perteneciente al famoso diario Inglés  The Guardian

“No podemos permitir que la fe ciega en la idea que los partidos tienden a alternar el poder nos oculte la necesidad de reconstruir una alternativa y llevar a cabo una segunda transición democrática. La receta más audaz para España es, a su misma vez, la más razonable: necesitamos una Asamblea Constituyente – una tabula rasa constitucional e institucional, en otras palabras – si queremos salir rápidamente de la depresión en la que estamos inmersos…” Sigue leyendo